MQ Noticias
Loading...
advertisement/publicidad

Se cumplieron 8 años de que el PRI mandó a ejecutar a su candidato PRIISTA, Rodolfo Torre Cantú

- junio 29, 2018
La Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), asegura que Tomás Yarrington, ex gobernador de Tamaulipas, participó en la planeación del asesinato de Rodolfo Torre Cantú, candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al gobierno tamaulipeco.
Según la DEA, Antonio Peña Argüelles, excolaborador de Yarrington, recibió el 29 de noviembre de 2011 un mensaje de uno de los líderes de Los Zetas, Miguel Ángel Treviño Morales, El Z-40, que le advertía que “su hermano (Alfonso) ha estado diciendo que usted y Tomás Yarrington, junto con (Jorge Eduardo) Costilla (líder del Cártel del Golfo y enemigos mortales de Los Zetas) asesinaron al candidato a gobernador Rodolfo Torre Cantú porque afectaba al negocio de la construcción y estaba (Peña Argüelles) patrocinado/ protegido”. Los restos de Alfonso Peña, el hermano de Antonio, fueron encontrados ese mismo 29 de noviembre en Nuevo Laredo. Junto al cuerpo había un mensaje de Los Zetas en el que acusaban a Antonio de haberles robado cinco millones de dólares.
La DEA afirma tener los elementos suficientes para inculpar al ex mandatario que actuó de común acuerdo con el líder del Cártel del Golfo, Jorge Eduardo Costilla Sánchez, conocido como “El Coss”, para asesinar el 28 de julio de 2010 a Torre Cantú, ya que éste afectaría los negocios de las empresas constructoras de Yarrington.

La DEA tienen un documento en donde se lee un mensaje de texto redactado por Miguel Treviño Morales, uno de los dos más importantes jefes del cartel de Los Zetas.

El mensaje fue enviado la mañana del 29 de noviembre de 2011 al celular de Antonio Peña Argüelles, un tamaulipeco que sirvió como prestanombres de Yarrington y lavó en Estados Unidos dinero proveniente de actividades de narcotráfico, y constituye una amenaza de muerte.

Peña Argüelles leyó reclamos de Los Zetas, quienes le atribuían haberse robado 5 millones de dólares que presuntamente iban a ser entregados a políticos tamaulipecos, incluido Yarrington, para garantizar la protección oficial a ese grupo del crimen organizado.

Treviño Morales le exige a Antonio que devuelva el dinero y le advierte que, en caso de no hacerlo, no habrá lugar donde pueda esconderse. “Quédese con el dinero, pero entonces en su próxima vida fíjese a quién le roba”.

Horas antes de que Argüelles recibiera el mensaje, su hermano mayor, Alfonso, fue asesinado y su cuerpo encontrado en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Se sigue leyendo en el mensaje: “Además, su hermano nos ha estado diciendo que usted, Tomás Yarrington, junto con Costilla, asesinaron al candidato a gobernador Rodolfo Torre Cantú porque él les iba a afectar los negocios de las constructoras y estaba patrocinado y protegido. De cualquier manera, lo mataron sin razón porque quedó el hermano y ustedes no lograron lo que querían”.

Según la declaración de Stephen A. Parkinson, agente que lideró la investigación del caso, la DEA obtuvo el contenido de este mensaje de texto de un informante confidencial, al que identifica con el código de CS-4.
advertisement/publicidad
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter