MQ Noticias
Loading...
advertisement/publicidad

Carteles se aprovecha de comunidades rurales abandonadas para hacerlas en refugios de sus agrupaciones.

- julio 12, 2018
Los carteles de las drogas continúan aprovechando las oportunidades que les brindan las autoridades mexicanas, ante del total abandono en que se encuentran las comunidades rurales, principalmente en la zona sur poniente, que abarca los municipios de Bacalar y parte de Othón P. Blanco, donde hasta el ejército mexicano decidió retirar su base de operaciones hace unos años atrás.

Y es que las operaciones, principalmente del Cartel de Sinaloa que data de hace muchos años, ha tomado la medida a las autoridades mexicanas y beliceñas, pues en ocasiones descargan grandes cantidades en ese país y en tramo estatales de Quintana Roo donde la presencia policíaca y militar es nula, y aprovechan la gran oportunidad que se les brinda.

Hace más de 10 años, el ejército mexicano decidió deshabilitar su base de operaciones que tenía establecida frente a la comunidad de Otilio Montaño en el tramo estatal Bacalar-Miguel Alemán, entre el acceso a la localidad de Melchor Ocampo y Río Verde, los habitantes de esa zona manifiestan que continúan aterrizando aeronaves cargaditas de ‘polvos mágicos’.

Sin embargo, debido a que ni el ejército mexicano se interesa en rescatar esa zona olvidada y aprovechada por los narcotraficantes para distribuir su droga por todo Quintana Roo, ya que la presencia de policías es nula, pues "pareciera que le temen a los narcos".

Y es que existen antecedentes cuando en diciembre de 2013 el ejército mexicano deshabilitó una pista clandestina que estaba en construcción en una superficie del ejido Nuevo Tabasco y que se le atribuyó al Cartel de Sinaloa, que pretendía reactivar la narco ruta del sur de Quintana Roo.

Y es que en la zona arqueológica de Kohunlich, en agosto de 2007, el narco pretendió aterrizar una aeronave en la pista del Gobierno del Estado, sin conseguirlo, aunque previamente otra avioneta se estrelló en “El Gallito” en el 2005, que transportaba una cantidad considerable de polvos mágicos y también se detuvo a los integrantes de la célula que esperaba la avioneta ya que los tripulantes fallecieron.

También hubo aterrizajes durante la administración de Joaquín Hendricks Díaz, se contabilizaron al menos media docena de descargas y el polvo mágico logró llegar a su destino.

De igual manera casi a finales de enero de 199 en la carretera Reforma-Miguel Alemán, tramo Altos de Sevilla-Sinaí, aterrizó una aeronave donde Ofelia Fonseca Núñez, hija del narcotraficante Ernesto Fonseca Carrillo alias “Don Neto”, con un cargamento de ‘polvos mágicos’ traídos de Colombia, quien fue detenida, saliendo libre en el año 2009 al compurgar su condena.

Pese a los antecedentes de este tipo que existen en esa zona, donde gente de Joaquín Loera Guzmán El Chapo, sigue operando, el ejército mexicano, poco le importó y deshabilitó la base de operaciones que mantenía en ese lugar, pese al malestar de los habitantes de esa zona y que sigue molestando, ya que al parecer las autoridades continúan otorgando facilidades como estas a los narcos, ya que la vigilancia es completamente nula.

Cabe señalar que la última aeronave Cessna con matrícula N890NC, aterrizó el 15 de marzo en las cercanías de la localidad de Zamora, Bacalar, donde se hallaron restos de cocaína, pero el tren de aterrizaje sufrió daños y ya no pudo despegar, lo que deja en claro que los narcos continúan haciendo de las suyas por esta zona.
advertisement/publicidad
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter