MQ Noticias
Loading...
advertisement/publicidad

‘No lo desaparezcas… todavía’: la ‘broma’ del Estado Mayor a periodista en 2017

- julio 12, 2018
“No lo vayas a desaparecer… todavía”, dijo a un fotoperiodista de RadioLevy un elemento del Estado Mayor Presidencial que formaba parte de la comitiva del presidente Enrique Peña Nieto, en su visita el 10 de mayo del 2017 al estado de Colima.

Eran cerca de las 10:15 de la mañana cuando un periodista gráfico de este medio de comunicación (de quien nos reservamos el nombre por obvio temor a represalias en su contra), se encontraba en la calle Degollado esquina con 16 de septiembre, esperando la salida de una unidad que transportaría a los reporteros que cubrían la visita del titular del Ejecutivo federal y tomando fotografías y vídeo de la comitiva presidencial, cuando la camioneta Suburban de color negro se detuvo, bajó un elemento, que volteando a ver al reportero y después, dirigiéndose a un compañero que permanecía en el interior del vehículo, hizo la insensible broma.

“Oye pero no lo vayas a desaparecer… no todavía, hasta al rato, fíjate bien quién es, grábatelo”, le dijo en tono irónico un elemento del Estado Mayor Presidencial a un compañero, volteando a ver al referido fotoperiodista que registraba las imágenes de la decena de camionetas que forman parte de la comitiva presidencial.

El periodista de RadioLevy identificó a los personajes señalados como parte del Estado Mayor Presidencial, pues descendió de una de las referidas camionetas cuyas placas sólo dicen “México” y porque portaban en el pecho el característico “pin” o broche insignia con el que se identifican los elementos del Estado Mayor Presidencial en las giras y eventos de Enrique Peña Nieto.

“Entendemos que puedo tratarse de una ‘broma’, pero también pudiera ser en el entendido el dicho como una amenaza que busco amedrentar el trabajo del fotoperiodista para evitar que se tomaran imágenes de la comitiva presidencial”.

“El fotógrafo no estaba registrando los rostros de los elementos del Estado Mayor, entiendo que la seriedad de las funciones de seguridad que desempeñan ameritan que su identidad sea protegida”, añadió.

“Indigna la ligereza de la broma, y preocupa más que no sea una broma sino una amenaza real… Indigna doblemente al hacerse en el estado del país más azotado por la violencia en el último año, con la mayor tasa de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes, y un estado en el que al menos un par de cientos de familias tienen en calidad de desaparecidos a un ser querido”.

advertisement/publicidad
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter