MQ Noticias
Loading...
advertisement/publicidad

Mucho empleo con Peña Nieto, pero sólo en aumentar la nómina de la burocracia.

- agosto 09, 2018
También en eso siguió los pasos de Felipe Calderón. Los presidentes del empleo han usado recursos públicos para presumir “la creación” de empleos, por lo cual deben pagar los contribuyentes y dejan una carga a la siguiente administración.

A la nómina de la burocracia se han sumado unos 800 mil nuevos funcionarios, lo cual representa el 49% de los empleos generados por la Administración central, que el INEGI estima en un millón 600 mil y que incluyen órganos autónomos.

Y esto es por que durante los últimos ocho años cerca de 2 mil burócratas por mes se han sumado a la nómina del Gobierno federal. Solo ese año, 17 secretarías del Gobierno federal tienen 777 mil 595 plazas, casi 200 mil más que las registradas en 2010, según una revisión a los presupuestos federales.


Por ejemplo, la Secretaría de Salud pasó de 23 mil 896 plazas a 68 mil 776; Sedesol, de 6 mil 801 a 15 mil 302, y la de Comunicaciones y Transportes pasó de 24 mil 664 a 51 mil 504. Esto pese a que el Gobierno que está a punto de concluir emprendió en más de una ocasión un plan de austeridad y control de plazas.

Para Oliver Meza, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (Cide), las variaciones del volumen de plazas pueden estar relacionadas con los ciclos electorales, debido a que al ofrecer puestos de trabajo se pueden asegurar voluntades de grupos.

“El sector público puede funcionar como una mercancía para el clientelismo”, explicó.

La estimación no incluye a la Secretaría de Gobernación, debido a que tuvo ajustes en 2013 al absorber a la Secretaría de Seguridad Pública, ni a la de Energía, que llegó a incluir a las paraestatales, lo que genera grandes fluctuaciones.

Con información de Noticracia. 
advertisement/publicidad
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter