MQ Noticias
Loading...
advertisement/publicidad

"La Voz", los sicarios de Iztapalapa que salieron de la Policía

- septiembre 17, 2018
En estados del norte del país es más común que expolicías integren un escuadrón de sicarios, pero en la Ciudad de México esto también ya ocurre.

Desde 2015, algunos de los crímenes más brutales en la capital se atribuyen a un grupo delictivo liderado por tres exoficiales de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP-CDMX) y que hasta ahora no había salido a la luz.

Sus pistoleros se hacen llamar "La Voz" y son encabezados por Enrique "La Pepa", que por siete años fue elemento policiaco en Iztapalapa.

Su sello es la extrema violencia que usan en sus asesinatos. Se les atribuye el primer cuerpo colgado de un puente vehicular en la capital, suceso que tuvo lugar el 14 de octubre de 2015 y que marcó el inicio de una guerra por las prisiones y el oriente de la CDMX, que se ha extendido hasta la fecha.

DE LA SSP A LA CLANDESTINIDAD

Al 911 llegó, el 8 de mayo pasado, el reporte de un hombre inconsciente tendido boca abajo y en una zona poco transitada del parque La Casa del Pueblo, asentado en la colonia Ermita Zaragoza, en la alcaldía de Iztapalapa.

Uniformados de la Policía acudieron al sitio y confirmaron que se trataba de un individuo de entre 35 y 40 años de edad, el cual yacía sobre una charco sanguinolento.

Consta en el expediente FIZP/IZP-6/UI-3C/D/2078/05-2018, que a la víctima le dieron un balazo en la nuca y en su espalda le clavaron un cuchillo que sostenía una cartulina rosa. En ella había un mensaje de amenazas para funcionarios del Reclusorio Sur.

El crimen, arrojaron investigaciones posteriores, fue perpetrado por un grupo de pistoleros cuyo líder es, presuntamente, Enrique "La Pepa", quien desde 2015 acumula una decena de homicidios de este tipo. Todos responden a una pugna por el control de narcomenudeo en Iztapalapa y el de los reclusorios Sur y Oriente.

La dificultad que han enfrentado las autoridades para dar con los asesinos es que están altamente adiestrados, pues sus cabezas fueron policías de la SSP durante varios años.

Conocen tácticas de vigilancia, intervención y sometimiento; saben dónde están ubicadas las cámaras del Gobierno local y están instruidos en el manejo de armas.

Informes de la SSP, a los que La Silla Rota accedió, precisan que "La Pepa" fue dado de alta en la corporación en octubre de 1995.

Estuvo asignado al sector Teotongo, en Iztapalapa, y fue dado de baja en enero de 2002.

Su brazo derecho en la organización criminal es su hermano, Ignacio, el cual ingresó a la SSP en junio de 1993 y causó baja en octubre de 2011.

Sus 18 años como agente lo convierten a él y a "La Pepa" en delincuentes de alta peligrosidad, y de acuerdo con funcionarios de la Procuraduría capitalina (PGJ-CDMX) su arresto es prioritario.

Ambos le rinden cuentas a otro ex oficial preventivo y líder absoluto de la organización delictiva: Luis Eusebio Duque Reyes "El Duke", personaje que se presume está ligado al cártel de Juárez, a Rafael Caro Quintero y al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

De los tres, solamente "El Duke" fue mando, pero fue destituido el 16 de septiembre de 2005 por el Consejo de Honor y Justicia, debido a reiteradas irregularidades en su servicio.

Sin embargo, a "La Pepa" y su hermano se les atribuyen relaciones con policías activos, sobre todo en Iztapalapa, donde estuvieron adscritos.

En los informes de la SSP se advierte que el escuadrón es integrado por entre 8 y 10 individuos, aunados a otra decena que se encuentra internada en el Reclusorio Oriente.

Es en esta cárcel donde tanto "La Pepa", como su jefe "El Duke", estuvieron recluidos.

Con base en la ficha 71/CV/2013, de la Subsecretaría del Sistema Penitenciario, "La Pepa" fue encarcelado el 23 de agosto de 2013 y liberado tres años más tarde.

Por su parte, "El Duke" obtuvo su libertad en junio de 2017 y desde entonces se erigió como uno de los principales cabecillas del narcomenudeo en CDMX.

IMPUNES, CRÍMENES DE "LA PEPA"

Según la SSP y la Procuraduría, a "La Pepa" y la organización delincuencial de "La Voz" se le achacan al menos 15 homicidios, aunque pudieran ser más.

En algunos de ellos, la PGJ ha logrado la detención y procesamiento judicial de algunos participantes, pero las cabezas del grupo siguen intactas.

El caso más visible es el del joven colgado del Puente de la Concordia, ocurrido el 19 de octubre de 2015.

El único detenido es Alejandro Gutiérrez Herrera, sentenciado en 2016 a 21 años, 10 años y 15 días de prisión.

No obstante, ningún otro de los sospechosos ha sido capturado hasta ahora y los asesinatos ligados a "La Voz" no han frenado. El último fue en mayo pasado y no hay detenciones.

Pese a que casi todos los asesinatos se concentran en la alcaldía de Iztapalapa, desde principios de 2018 las alertas se encendieron cuando comenzaron a aparecer amenazas contra custodios y reos del Reclusorio Sur, que está en Xochimilco.

Como dio a conocer La Silla Rota, esta prisión se encuentra en disputa, justamente entre "La Voz" y su cabecilla "El Duke", y Enrique "El Kike", a quien de igual modo se le ha vinculado a varios ataques tanto en prisión como afuera de ella.

Las áreas de inteligencia tanto de la Policía como de la Procuraduría capitalinas, han desplegado operativos preventivos y encubiertos en Xochimilco para evitar que se replique la problemática del Reclusorio Oriente, que se extendió a las calles de Iztapalapa.

Hasta ahora han podido contener los homicidios, pero no han podido atrapar a "La Pepa" y sus sicarios.

Con información de LaSillaRota. 
advertisement/publicidad
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter